Las mentiras de la Ministra

El pasado 17 de mayo, la Ministra Ana Mato hizo unas declaraciones difundidas desde la Presidencia del Gobierno y desde el propio Ministerio de Sanidad, en las que, enfrentando los intereses de los españoles contra los inmigrantes, manifestó sobre la reciente reforma sanitaria, que

  • “hace efectiva la universalidad y la gratuidad” de los servicios asistenciales incluidos en la cartera básica común para todos los españoles.
  • recoge “todas las posibles situaciones en las que puede encontrarse un ciudadano español”.
  •  “aseguramos  el derecho de todos los españoles, estableciendo un único procedimiento de reconocimiento”.

Pero es falso. Los españoles que, como trabajadores por cuenta apropia, optamos por nuestra Mutualidades colegiales para la cobertura de nuestras contingencias profesionales tenemos vedado el acceso a la sanidad pública, pese a que desde hace 15 años, con la Ley 24/1997, la pagamos como los demás contribuyentes.

Nosotros estamos obligados al “repago” sanitario desde hace 15 años: Pagamos la pública para los demás, y además nos vemos cautivos de seguros privados de salud para garantizárnosla a nosotros y nuestros hijos.

Y aunque el actual Gobierno debería haber terminado con esta discriminación desde el 6 de abril de 2012,  ha incumplido la Ley, por lo que APAD hemos tenido que denunciarlo ante el Defensor del Pueblo, incoando su expediente 12007010.